Estás aquí: Inicio » Grandes historias » Owney, el perro viajero
Owney, el perro viajero

Owney, el perro viajero

Una fría mañana de hace 120 años, en la oficina postal de Albany (Nueva York), los trabajadores que se encontraban catalogando las bolsas del correo encontraron un paquete muy particular. No era una carta, ni mucho menos una encomienda, sino que se trataba de un cachorro que, por alguna razón, terminó durmiendo en medio de una pila de bolsas de correo ferroviario. Lo bautizaron como Owney y rápidamente descubrió que los trenes eran un excelente refugio al frío neoyorquino. Refugio que, curiosamente, siempre lo hacía despertar en un lugar distinto del que se había ido a dormir. No obstante, no importaba cuan lejos terminase de la oficina de Albany. Owney siempre encontraba el camino de vuelta. Al constatar que siempre regresaba, los trabajadores decidieron ponerle un collar y una chapa identificatoria.

Pasaron los años y Owney fue apodado “el perro de la suerte”, ya que ninguno de los trenes en los que viajó sufrió accidentes o atracos. Se tomó la costumbre de ponerle una medalla o etiqueta de correo indicando el lugar por el que había andado en su travesía, una tarea simple de realizar gracias a su carácter amistoso y festivo. Sin embargo, sus aventuras no sólo se confinarían a los trenes de los Estados Unidos, sino que llegaría a subirse en barcos a vapor y, junto al correo internacional, llegaría a conocer Asia y Europa. Pero siempre regresaba a su hogar, gracias a su medalla que indicaba que era “Propiedad de la oficina postal de Albany”.

A lo largo de 11 años de aventuras, Owney acumuló alrededor de 1017 medallas, estampillas y otras identificaciones que indicaban la infinidad de destinos a los que había viajado. Su fama llegó a ser tan grande que fue filmado y fotografiado. Murió en 1897 a causa de una misteriosa herida de bala. Actualmente, el cuerpo embalsamado de Owney se encuentra en el National Postal Museum. Junto a él se pueden ver sus medallas, cartas y notas recibidas a lo largo de toda su vida.

Un comentario

  1. Una perrolidad (personalidad) jajaja muy aventurera

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos necesarios *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top