Estás aquí: Inicio » Perros » Comportamiento » Invierno con la mascota
Invierno con la mascota

Invierno con la mascota

Las fiestas navideñas invitan a festejarlas con cenas, comidas, visitas en casa, viajes en coche a otras casas, los adornos llenos de luces…Todo ello puede generar un cierto estrés a la mascota, ya que ven alterada su rutina. Para evitar que todos estos factores alteren la rutina de nuestra mascota, te damos algunos consejos.

Si pasas la Navidad fuera de casa. Si celebras la Navidad pasando unos días fuera de casa, debes tener en cuenta que viajar supone un estrés extra para tu mascota. Si vas en coche, recuerda salir a dar un buen paseo para que haga sus necesidades, dale agua y evita que se maree en el coche. De esta forma, llegará más relajado a su destino.

Reuniones familiares. La Navidad es una época llena de reuniones sociales y ello supone un cambio en la rutina de nuestra mascota. El cambiar de sitio o recibir invitados en casa, cuando están acostumbrados a ser los reyes del hogar, puede hacerles sufrir cambios de comportamiento como estrés o agresividad.

Fuegos artificiales. Si en fin de año vas a asistir a algún evento con fuegos artificiales y cohetes, recuerda que las mascotas sufren con los petardos y la pirotecnia en general. Los perros suelen ser las mascotas más afectadas: se esconden, tiemblan de miedo, huyen, se desorientan…Evítale este mal trago.

Comidas abundantes. Las uvas de Nochevieja, el turrón de chocolate, el roscón de Reyes, las comidas abundantes…Todo ello contiene sustancias tóxicas para tu mascota. Por ello, es importante que mantengas su alimentación equilibrada y específica para evitar empachos, ya que nuestra comida puede ser perjudicial para su salud.

Los adornos navideños. Las luces, las bolas, las serpentinas y los adornos de Navidad pueden ser perjudiciales para la mascota, ya que, debido a su brillo, pueden resultarles muy atractivos suponer un gran peligro. Intenta mantenerlos fuera de su alcance para evitar sustos.

Precaución con los disfraces. Muchos dueños sienten una especial ternura cuando ven a su mascota disfrazada o vestida con alguna prenda navideña. Sin embargo, una cosa es ponerle un detalle gracioso y otra ponerle un molesto traje que seguramente él detesta y que, además, puede ser peligroso.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos necesarios *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Scroll To Top